Día Mundial contra el Cáncer de Mama: Cómo prevenir

Cada año se celebra el 19 de octubre el Día Mundial contra el Cáncer de Mama para concienciar al mundo entero. En España se detectan cada año 26.000 casos de tumores de mama y son muchas las mujeres que sufren cáncer en todo el planeta. Entre ellas la famosa actriz estadounidense Angelina Jolie que se sometió a un adenomasectomía bilateral. Incluso empresas de cosmética se unen para ofrecer cuidados dermocosméticos especiales a los pacientes oncológicos.

La cura más efectiva frente a esta enfermedad es la prevención. Gracias a la detección precoz de cáncer tres de cada cuatro mujeres son diagnosticadas en un estado inicial. Por ello, con razón del Día Mundial del Cáncer de Mama, te ofrecemos esta guía para que sepas detectar cualquier indicio y vigiles tu cuerpo. Para enfrentarse a la enfermedad es necesario tener un buen conocimiento de ésta.

Causas del cáncer de mama:

Hay varios factores que aumentan el riesgo de que la mujer pueda sufrir cáncer de mama o la aparición de tumores mamarios. En el Día Mundial contra el Cáncer de Mama te explicamos cuáles son los factores de riesgo.

Día Mundial contra el Cáncer de Mama

El Día Mundial contra el Cáncer de Mama busca concienciar sobre esta enfermedad.

Factores fisiológicos:

  • Por tener antecedentes familiares: Un historial familiar puede estar al origen del desarrollo del cáncer. Si existen antecedentes en tu familia es recomendable que te sometas a un seguimiento médico. A pesar  de que ocho de cada diez casos de cáncer no tienen antecedentes familiares, aquellas mujeres cuyos parientes consanguíneos han sufrido cáncer tienen más riesgo. Si se trata de un familiar de primer grado, como una madre o hermana, el que ha padecido o padece cáncer el riesgo se duplica. Y cuántos más familiares más riesgos hay, incluso si los enfermos son varones. También una mujer que hay sufrido cáncer en un seno tiene más posibilidades de reaparezca en el otro seno.
  • Por ser mujer: Las mujeres tienen 100 veces más posibilidades de padecer un cáncer de mama. Los hombres también pueden sufrirla pero en menor medida ya que no tienen tanta cantidad de hormonas femeninas como el estrógeno y la progesterona. éstas promueven el aumento de células cancerosas en las mamas.
  • Por el origen étnico: Las mujeres de raza blanca tienen más probabilidad de padecerlo que las mujeres de raza negra. Sin embargo, la supervivencia es mayor en mujeres blancas que en mujeres negras que además suelen sufrirlo más jóvenes. Las mujeres hispanas, asiáticas y las nativas americanas se exponen a un menor riesgo tanto de padecer como de morir de cáncer de seno.
  • Por envejecer: La gran mayoría de casos de cáncer de mama se dan en mujeres de más de 50 años. El envejecimiento aumenta el riesgo: los cánceres más invasivos aparecen sobre todo en mujeres de más de 55 años.
  • Por alteraciones genéticas: Entre el 5% y el 10% de los casos son hereditarios. Es decir que encuentran su origen en algún defecto genético adquirido por alguno de los padres. La mutación de los genes BRCA1 y BRCA2 es la causa más común de cáncer de seno.
  • Por una exposición hormonal elevada: Las mujeres que han tenido la regla durante muchos años, ya sea porque comenzó antes de los 12 años o la menopausia llegó después de los 55, se exponen a un mayor riesgo. Se debe a la exposición prolongada a la progesterona y el estrógeno. Al igual que recurrir a una terapia hormonal de reemplazo tras la menopausia puede aumentar el riesgo.
  • Por tener un tejido mamario denso: Cuando el tejido glandular y el fibroso son mayores que el tejido adiposo aumenta el riesgo. Aquellas con un tejido denso tienen casi dos veces más probabilidades de padecer cáncer. La densidad del tejido se ve afectada por la edad, el uso de algunos medicamentos, la menopausia, la genética y el embarazo.

Factores según el estilo de vida:

  • Por el consumo de alcohol: Las mujeres que consumen una bebida con alcohol al día aumentan ligeramente el riesgo. Las que beben entre dos y cinco bebidas diarias cuentan con un 1 ½ probabilidades de padecerlo.
  • Por tener hijos a una edad tardía: Aquellas mujeres que tienen hijos después de los 30 o que no han tenido hijos corren más riesgo de tener cáncer. Por lo contrario, las mujeres que tienen varios embarazos o a una edad temprana reducen ese riesgo. Sin embargo, también existe un tipo de cáncer de mama llamado “triple negativo” en el cual el embarazo supone el aumento del riesgo.
  • Por tener sobrepeso u obesidad: Este factor después de la menopausia aumenta el riesgo de tener cáncer de mama. Tras la menopausia el tejido adiposo es el encargado de producir estrógeno, y un exceso puede provocar un aumento de la probabilidad. El sobrepeso aumenta los niveles de insulina en la sangre y tener los niveles elevados estás asociado con el cáncer.
  • Por practicar poco deporte: La actividad física reduce el riesgo. Según un estudio caminar entre 1¼ a 2½ horas a la semana reduce el riesgo en un 18%. Se recomienda practicar 75 minutos de deporte intenso o 150 minutos de actividad física moderada repartidos semanalmente.
  • Por la terapia anticonceptiva: Las pastillas anticonceptivas parecen conllevar un ligero aumento del riesgo de sufrir cáncer de mama. Cuando se deja de consumirlas este riesgo vuelve a la normalidad. La inyección anticonceptiva parece también funcionar de la misma manera. Al ser un añadido de hormonas, estos métodos anticonceptivo aumentan los riesgos.
  • Por no dar el pecho: La lactancia durante más de un año reduce ligeramente el riesgo. Se debe a que dar el pecho reduce el número de ciclos menstruales en la vida de la mujer por lo que no está sometida de manera prolongada a las hormonas.
Día Mundial contra el Cáncer de Mama

Para reducir el riesgo de cáncer de mama es recomendable practicar deporte.

Prevención en el Día Mundial contra el Cáncer de Mama:

Se pueden tomar ciertas medidas para reducir lo más posible el riesgo de sufrir cáncer de seno. Por ejemplo, cambiando los hábitos de salud para llevar una vida más saludable. Una buena alimentación, equilibrada, así como controlar el peso corporal y realizar ejercicio físico, ayuda a evitar el aumento de probabilidades. Así como no fumar y reducir el consumo de alcohol.

Para las mujeres que tienen riesgos añadidos como los antecedentes familiares existen opciones preventivas. Medicamentos tales como el raloxifeno y el tamoxifeno reducen el riesgo de cáncer. Además, se pueden realizar pruebas genéticas para observar las posibles mutaciones en los genes BRCA. En estos casos se puede recurrir a la cirugía preventiva.

Para detectar un cáncer de mama se deben realizar exámenes como:

  • Las mamografías que son radiografías de la mama.
  • Las mujeres entre 50 y 70 años deben realizar exámenes físicos cada dos años.
  • La ecografía mamaria para aquellas mujeres con fuertes antecedentes o mutaciones, así como la resonancia magnética.

Signos que se deben tener en cuenta:

En un día tan señalado como es el Día Mundial contra el Cáncer de Mama queremos que estés atenta a tu cuerpo para prevenir la enfermedad. Si el cáncer está en la etapa inicial no se darán síntomas por lo que se recomienda hacerse revisiones con frecuencia, así como mamografías. Cuando se encuentra en un estadio más avanzado se pueden reconocer algunos signos como:

  • Presencia de algún bulto duro en la mama o axila, indoloro. Aparece en un único lado.
  • El seno cambia de forma o tamaño. Se puede dar una hendidura, crecimiento de las venas y erosión de la piel.
  • Aparición de cambios en la piel como hoyuelos, endurecimiento, bultos, enrojecimiento o apariencia de piel de naranja.
  • El pezón experimenta cambios como una retracción, sarpullidos o secreciones inusuales.
Día Mundial contra el Cáncer de Mama

La prevención y las revisiones médicas son esenciales para detectar el cáncer de mama a tiempo.

Estos datos deben tenerse en cuenta más allá del Día Mundial contra el Cáncer de Mama y no acordarse de la enfermedad tan solo hoy. Una revisión periódica es necesaria y la concienciación diaria también.

Comparte este post