image

Mitología doméstica

Las trabajadoras domésticas en México

 

Muchas mujeres en México se dedican al trabajo doméstico. A algunas les pagan como amas de llaves, pero muchas pasan horas realizando los quehaceres diarios, cuidando a los hijos y realizando otras tareas en el hogar sin recibir dinero o incluso reconocimiento a cambio. Aunque sus aportes suelen ser ignorados, ellas mantienen la economía mexicana en funcionamiento. María Ezcurra explora sus contribuciones con sus obras "El ama de casa perfecta", "Camarera" y "Mitología doméstica".

Please enable JavaScript and install Flash to view videos.

© Maria Ezcurra

Muchas mujeres en México realizan trabajo doméstico. A algunas les pagan como amas de llaves, pero muchas pasan horas realizando los quehaceres diarios, cuidando a los hijos y realizando otras tareas en el hogar sin recibir dinero o incluso reconocimiento a cambio. Aunque su trabajo suele ser ignorado, ellas mantienen la economía mexicana en funcionamiento. María Ezcurra explora sus contribuciones con su serie "Mitología doméstica".

María Ezcurra centra su trabajo artístico en la cuestión de la identidad del cuerpo femenino y la posición que las mujeres ocupan en la sociedad. En su obra, representada por esculturas o documentación de instalaciones y arte performativo, Ezcurra retrata actos estereotípicos de feminidad que parodian la intolerancia de género. Su objetivo es alentar la expansión de los derechos humanos y civiles para las mujeres actuales. 

Para esta exhibición, Ezcurra presenta tres proyectos: "El ama de casa perfecta", "Camarera" y "Mitología doméstica". "El ama de casa perfecta" muestra a Ezcurra realizando los típicos quehaceres domésticos: planchar, servir la comida y sentarse con un marido. De forma similar, "Camarera" muestra a Ezcurra actuando como la anfitriona típica. Tanto en "El ama de casa perfecta" como en "Camarera", Ezcurra se incorpora literalmente en el trabajo, usando la ropa que conforman y están incorporadas en el acto doméstico, para simbolizar la manera en que mujeres y trabajo doméstico se suponen irrevocablemente combinadas. Este trabajo doméstico es una forma de represión y, de cierta manera intangible, una forma de violencia doméstica.

En "Mitología doméstica", Ezcurra presenta una serie de retazos bordados que ilustran creaturas mitológicas que realizan tareas domésticas. El objetivo es representar la idea de que el estereotipo de una mujer, una "diosa doméstica", no es más que un mito. Al usar el bordado en la tela, Ezcurra envía este mensaje a través de un medio típicamente femenino. 


Nota editorial 

En América Latina, el 81 por ciento de las mujeres sin ingresos propios realizan trabajos domésticos no remunerados. Los expertos creen que la crisis financiera agravó la brecha entre el trabajo pago y la atención y el trabajo no pago que las mujeres dedican a niños, mayores y otros miembros de la familia, y que ahora más mujeres que nunca están realizando trabajo doméstico no remunerado.

Si bien no es necesariamente justa, la división entre el trabajo remunerado de los hombres y el trabajo no remunerado de las mujeres es esencial para los sistemas económicos porque garantiza una fuerza laboral subsidiada por el trabajo no pago de las mujeres, ya que ellas producen productos y proveen servicios gratis, que de otra manera deberían pagarse con los salarios o por el gobierno.
Por otra parte, quienes brindan cuidado sin percibir remuneración suelen recibir menos respeto en la sociedad, y su trabajo no está incorporado en las mediciones económicas, como el PBI.

Además de las muchas mujeres que realizan trabajo doméstico no remunerado, también hay al menos dos millones de trabajadoras domésticas pagas en México. El trabajo doméstico es la tercera fuente de ingresos para las mexicanas; sin embargo, su valor no se reconoce como algo integral para la economía, y las empleadas domésticas suelen no tener seguridad laboral o beneficios, y reciben muy poco respeto. El pago promedio que suelen recibir es de 6 dólares por día, por turnos que duran 12 horas o más.

Sobra la artista
María Ezcurra nació en Buenos Aires, Argentina, en 1973 y vive en México desde 1978. Obtuvo una licenciatura de la Escuela Nacional de Artes Plásticas y una maestría en artes visuales de la Escuela Chelsea de Londres en 1998. Tiene además una maestría en nuevos géneros del Instituto de Arte de San Francisco. Ezcurra participó en más de 50 exhibiciones individuales y 10 grupales en países como Australia, Estados Unidos, Inglaterra, Holanda, Grecia, Puerto Rico, Venezuela y México. En 2007, fue invitada a participar en el Artist Pension Trust de Ciudad de México. Su trabajo está en varias colecciones privadas, así como también en el Museo Hishborn en Washington, EEUU, y la Universidad de Essex en Gran Bretaña. Enseñó en La Esmeralda, la UACM, Central y UAEM, donde trabaja desde 2001.

 

Translations by 101translations.com


Recomendado

6 personas recomiendan esto

Recomendado

Etiquetas:

No se encontraron etiquetas.




Comentarios (5)


Joan Garvan
Joan Garvan
Australia

Excellent - love the picture - though it is hard to look at - this still needs to be said - thank you for doing so. JG - zootma

Is there any relation prior to the art project and this article, or vice versa? I just found by coincidence the following article after browsing the IMOW site, and it has a strong correlation: "At a Gala Dinner in China, Women Serve As Part of the Furniture" by Hannah Beech, TIME Magazine online, September 21, 2011.
See:
http://globalspin.blogs.time.com/2011/09/21/at-a-gala-dinner-in-china-women-serve-as-part-of-the-furniture/

Stunning!

Hi Evelin, thank you very much for your sharing. I’ve been trying to find the answer to your question. The event (World Economic Forum) mentioned in this article was held in Dalian, China from Sept.14 this year, before which I think Ms.Ezcurra had already created the artworks. However, I still have no idea whether there is any connection between these two. As a comment below the article says, the idea of “furniture girl” was pictured in the movie “Soylent Green” long long time ago.
As for the article itself, I have to point out that the author in the article is being too rational because the criteria of picking “Miss Manners” are almost the same no matter in China or in western countries. Think about it. Don’t you recruit girls who have tall and beautiful figures as the guide girl? Don’t you require guide girls wear certain costumes in particular PR events? Don’t you agree with that in an international prestigious event, strapless dresses seem much more formal? I myself as a PR practitioner, I do see that quite often in successful PR cases in America.
However, I do agree with it that these phenomenons need people’s attention about women status. I only talk about China. Now the perceptions of women’s status in China are still men-driven, i.e. directly or somehow we may say subtly influenced by what men think about. The saying, quoted from the Dalian official, actually represents the values of most of the old generation (born around 1950) in china. China is developing rapidly, that’s for sure, but the stereotype mindset engraved in most people’s minds can’t catch up with the speed. That’s why it is of great significance to improve the current condition.

Thank you for posting your comment and annotation! Yes, I knew that maybe just my comparison of both brought it together! But I've been very much surprised about the alliance and still am now!



Iniciar sesión



RSS