image

Ambos lados

 

Las remesas -es decir, el dinero que los migrantes envían a sus familias en México- son una parte vital de la economía mexicana. Cientos de familias dependen de las remesas para mantener la estabilidad financiera. En esta serie nunca antes publicada, la fotógrafa Dulce Pinzón explora el impacto de las remesas sobre las familias en México y en la otra parte de la frontera en su trabajo "Ambos lados", que cuenta la historia sobre cómo una matriarca en México se beneficia con las remesas de su hijo y sobre cómo se las arregla una trabajadora migrante que vive en Nueva York una vez que cruza la frontera.

Please enable JavaScript and install Flash to view videos.

Fotografías de Dulce Pinzon

Doña Enerina, 72 años, trabajó durante muchos años en la cosecha y en la cría de animales, y es en todo sentido la matriarca de su familia. Enerina vive con su hija, sus nueras y varios nietos de hijos que se fueron a otros países a buscar trabajo. Viven en un pueblo llamado San Juan Tiaguiznalco, a los pies del volcán Popocatepelt en el estado de Puebla, un área rural de México, donde la gente todavía anda a caballo y hay mucho espacio abierto.

Luis, hijo de Doña Enerina, vive en la ciudad de Nueva York y regularmente envía dinero a su hogar. Luis no vio la casa donde su madre vive ahora. Si pudiera verla, estará asombrado: verdaderos pisos de baldosas, un baño rosa con bañadera y calefón (lo que significa no más baños fríos con baldes), un microondas y tres dormitorios donde antes había solo uno. La cocina de Enerina permanece igual, y ella no permitirá que nadie la cambie: en la cocina, se pela el maíz de la cosecha de cada día y en la parte de atrás de esta casa moderna aún tienen un corral con animales que sacrifican para una fiesta popular anual.

Luis siempre quiso que sus padres vivieran mejor: quería que la letrina fuera reemplazada con un baño y que los suelos de tierra se sustituyeran con pisos de mármol, al estilo Las Vegas. Se abocó a enviarle a su madre cada dólar extra que ganaba para que pudieran tener una casa moderna.

-----

Mari, de 56 años, también es de Puebla, pero ahora vive en Brooklyn, Nueva York, en un departamento con 14 familiares, incluyendo hijos, sobrinos y sobrinas. Mari, una mujer talentosa y de carácter, llegó a Nueva York con su marido Alfonso hace varios años. No estuvo tranquila hasta que pudo tener a toda su familia con ella; ahora, los únicos que quedan en Puebla son sus padres, que viven en una casa de dos pisos con varias habitaciones, resultado del trabajo de Mari como empleada en una lavandería y mucama en Nueva York.

Mari dice que, cuando sus parientes todavía estaban en Puebla, ella y su marido ahorraron $10.000, alquilaron un minibus y llevaron a toda su familia en un viaje a lo largo de México antes de cruzar de nuevo la frontera hacia Nueva York, para seguir trabajando, ahorrando y enviando dinero a sus padres. Mari sueña con regresar algún día a su casa de Puebla y ver a sus padres antes de que mueran.

Uno de los mayores desafíos que Mari enfrentó fue traer a su hija menor Anayeli, de 14 años en ese momento, a EEUU. Pero nada es imposible: finalmente pudo hacer que Anayeli cruzara la frontera después de varios intentos fallidos. Ahora, Mari cuenta esta historia como una anécdota divertida y describe que les llevó más de un mes cruzar, disfrazados como si fueran otra gente. Desde entonces, Anayeli terminó la escuela media y está planeando estudiar en la universidad y, después, convertirse en azafata. Mari dice que los viajes de Anayeli a través del desierto y el agua terminaron: desde ahora, serán por aire. Anayeli será la primera de los hijos de Mari en estudiar en la universidad.


Nota editorial 

México recibe la mayor cantidad de remesas en América Latina y es el tercer país en el mundo (después de China y la India). Según el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el 18 por ciento de los adultos mexicanos recibe remesas frecuentes (un promedio de $190, siete veces por año). El 78 por ciento de las remesas se usan para pagar necesidades básicas, como comida, remedios y vivienda. Las mujeres tienen el doble de probabilidades que los hombres de recibir remesas, y la mayoría de los destinatarios viven con ingresos moderados y tienen educación limitada. 

La crisis económica mundial llevó a una reducción en la cantidad de remesas enviadas por parte de trabajadores en los Estados Unidos a sus familias en México. Los expertos apuntan a los endurecidos controles sobre la inmigración en la frontera EEUU/México, que hacen que sea más difícil que los mexicanos crucen al norte para buscar trabajo, y a la recesión estadounidense, debido a la cual fueron despedidos muchos mexicanos que trabajaban en forma ilegal. Leer mas>>

 

Sobre la artista

Dulce Pinzón nació en Ciudad de México en 1974. Estudió comunicación en la Universidad de las Américas, de Puebla, México, y fotografía en la Indiana University, de Pensilvania. En 1995, se mudó a Nueva York, donde estudió en The International Center of Photography. Siendo una joven artista mexicana que vive en Estados Unidos, Dulce encontró nueva inspiración para su fotografía en sentimientos de nostalgia, cuestiones de identidad y frustraciones políticas y culturales. Su trabajo se publicó y exhibió en México, Estados Unidos, Australia, Argentina y Europa. Para saber más, visite www.dulcepinzon.com.

 

Translations by 101translations.com


Recomendado

1 personas recomiendan esto

Recomendado

Etiquetas:

No se encontraron etiquetas.




Comentarios (0)




Iniciar sesión



RSS