Mujeres de Wall Street

Mujeres de Wall Street

Pioneras en la historia financiera

 

"Mujeres de Wall Street", una novedosa exposición del Museo de las Finanzas Estadounidenses, muestra a mujeres notables del mundo de las finanzas, tanto históricamente como en tiempos modernos. Victoria Woodhull, una hábil empresaria y la primera mujer en postularse a presidenta de los Estados Unidos, y Muriel Siebert, la primera mujer en adquirir una membresía del Mercado de Valores de Nueva York, son solo dos de las mujeres de negocios presentadas. El Museo de las Finanzas Estadounidenses es el único museo público de los Estados Unidos dedicado a las finanzas, el empresariado y el sistema de mercado abierto.

Image
Museo de las Finanzas Estadounidenses

Muestra sobre Victoria Woodhull, primera mujer en postularse a presidenta de los Estados Unidos.

Ver más grande >
Image
Museo de las Finanzas Estadounidenses

Gente visitando la exposición "Mujeres de Wall Street".

Ver más grande >

La historia de las mujeres en Wall Street es la historia de las mujeres en los Estados Unidos. Durante muchos años, las mujeres que trabajaban en el típicamente masculino mundo de las finanzas desafiaban abiertamente normas sociales, y eran obligadas a lidiar con cuestiones de autodeterminación, libertad e independencia financiera. Hasta hace pocas décadas, las mujeres estaban totalmente excluidas de Wall Street, con algunas notables y pioneras excepciones. En junio de 2009, el Museo de las Finanzas Estadounidenses inauguró "Mujeres de Wall Street", una exposición que explora el progreso que las mujeres hicieron en la industria financiera, desde la época en que la propiedad de una mujer era legalmente de su marido, pasando por el momento en que empezaron a trabajar codo a codo con los hombres en Wall Street hasta hoy, que las mujeres suelen equilibrar su vida familiar con carreras en sectores alguna vez dominados por hombres.

Una de las primeras figuras fundamentales en "Mujeres de Wall Street" es Abigail Adams, que comerció con títulos durante el siglo XVIII, a veces contra los deseos de su marido, el hombre de estado y futuro presidente John Adams. Abigail sabiamente aprovechó la oportunidad de invertir en bonos estatales durante la guerra de la Revolución, cuando los gobiernos y el Congreso Continental estaban pagándoles a sus soldados y comprando provisiones con bonos estatales. Como la moneda fuerte mantenía mejor su valor que la deuda emitida por un gobierno en guerra, estos títulos se solían vender con un considerable descuento a especuladores que tenían acceso a oro y plata. Aunque estaban vendiendo con descuento, el gobierno les pagaba a los tenedores al valor nominal. Las actividades comerciales con bonos de Abigail ganaron un 24 por ciento anual. (En comparación, John y Abigail Adams ganaron aproximadamente un 2 por ciento anual por sus tierras). La exposición muestra reproducciones de algunas de las cartas de Adams, incluyendo una en la que Abigail le explica a John las ventajas de invertir en "títulos del Estado" y otra en la que John le dice a Abigail que no participe en una puja especulativa sobre territorio disputado en Vermont.

A Victoria Woodhull se la conoce por haber sido la primera mujer en postularse como presidenta, pero también fue la primera en abrir una agencia de corretaje en el distrito financiero. En 1870, ella y su hermana Tennessee Claflin abrieron Woodhull, Claflin and Co. en la calle Broad de la ciudad de Nueva York. Las hermanas usaron las ganancias de su negocio de corretaje para financiar su periódico radical, Woodhull and Claflin's Weekly, en el cual Woodhull declaraba la guerra a la sensibilidad victoriana, particularmente al matrimonio, que veía como una atadura social. En "Mujeres de Wall Street", se exhiben artículos periodísticos de cuando se inauguró la agencia de corretaje y una copia del Weekly, así como también una reproducción de un vestido de 1871 basada en relatos contemporáneos, que muestra cómo Woodhull se hacía la ropa para verse más masculina y poder encajar entre los hombres de negocios de Wall Street.

En "Mujeres de Wall Street", también se presenta a Hetty Green, una mujer denominada "la avara más grande del mundo". Muchos conocen la historia apócrifa sobre que era tan tacaña que no quiso pagar el tratamiento médico de su hijo, que perdió sus piernas como resultado. Sin embargo, también era una empresaria inusualmente astuta. Cuando era joven, le leía las páginas financieras a su padre casi ciego. Más tarde peleó contra los administradores de las propiedades de su familia por el control de su herencia, que logró transformar en una fortuna que hoy valdría miles de millones.

Más tarde, las mujeres empezaron a trabajar en Wall Street a la par de los hombres. Isabel Benham empezó su carrera en Wall Street en 1931, cuando ingresó como actuaria de títulos en la firma R. W. Pressprich & Co. Inicialmente insegura sobre si debía revelar que era una mujer, firmaba sus cartas como "I. Hamilton Behham". Más tarde, se convirtió en socia de la compañía y se ganó el apodo de "madre superiora" por la influencia que su investigación tenía en la industria ferroviaria.
En 1967, Muriel Siebert se convirtió en la primera mujer en adquirir una membresía en el Mercado de Valores de Nueva York. Fue rechazada por nueve potenciales patrocinadores hasta que encontró los dos requeridos por la institución, y no le dieron el pergamino que todos los miembros debían tener a la vista en su oficina hasta que asumió el siguiente presidente de la entidad. "Mujeres de Wall Street" muestra la Constitución del Mercado de Valores de Nueva York en la que aparece su firma junto a la de notables como J.P. Morgan, Jr. y John D. Rockefeller.
La muestra también exhibe entrevistas con mujeres notables en el mundo contemporáneo de las finanzas, incluyendo a Sallie Krawcheck, Nancy Peretsman, Abby Joseph Cohen, Rosemary McFadden y Anne Kaplan. En una serie de terminales de video, estas influyentes mujeres hablan de su experiencia, de cómo manejaron la discriminación y sobre los cambios que vieron en Wall Street durante su carrera.
También abordan cuestiones relacionadas con el equilibrio entre vida y trabajo, las diferencias en los estilos de gestión de hombres y mujeres, y cómo la incorporación de las mujeres a la fuerza de trabajo hizo que Wall Street y el mundo corporativo estadounidense fuesen más diversos, más profesionales y más competitivos.
El Museo de las Finanzas Estadounidenses, un afiliado del Instituto Smithsoniano, es el único museo nacional público dedicado a las finanzas, el empresariado y el sistema de mercado abierto. Con su extensa colección de objetos y documentos financieros, sus seminarios y programas educativos, su programa de publicación e historia oral, el museo retrata la amplitud y la riqueza de la historia, los logros y las prácticas de las finanzas estadounidenses. El museo está ubicado en el número 48 de Wall Street, en la equina con la calle William, en Nueva York, y abre de martes a sábado, de 10:00 a 16:00. "Mujeres de Wall Street" estará en exposición hasta el 16 de enero de 2010.


Translations by 101translations.com


Recomendado

0 personas recomiendan esto

Recomendado

Etiquetas:

business , history , gender equity , work , money , business leadership , United States




Comentarios (2)


Anahi DeCanio
Anahi DeCanio
Estados Unidos

I spent over 20 years on Wall Street. I have not head the opportunity to see this exhibit in person yet. However, no exhibit on Women on Wall Street should ignore the challenges and obstacles women face in what continues to be a male dominated business. Although the success of someone like Sallie Krawcheck is notable, it should also be said that under her management thousands of women at Smith Barney were forced to sue the firm for anyone to pay attention to their plight. Women Financial Consultants at the firm represented less than 15% of the total number of women, filling mostly underpaid administrative jobs. If you're interested in learning more, please read Susan Antilla's brilliant book "Tales from the Boom Boom Room". The book highlights landmark discrimination and sexual harrassment cases at Shearson Smith Barney - now Morgan Stanley Smith Barney, Merrill Lynch, Morgan Stanley, Olde, Gruntal and others.

Kim
Estados Unidos

It would be right to ackowledge Ms Rita Bender, who was the first womanto become registered on Wall Street in 1953. Ms. Bender later become one of the first and only women to become a securities trader at Dean Witter before it was acquired by Morgan Stanley. Ihad the honor of meeting and working with her there. All women of Wall Street are indebted to her for her pioneer spirit. Not for the faint of heart to be one of the few early birds in that envoronment, I can tell you first hand.



Iniciar sesión



RSS