Podemos terminar con la crisis alimentaria

Podemos terminar con la crisis alimentaria

Las mujeres, el grupo más afectado, podrían tener la respuesta

 

Durante el año pasado, los precios globales de los alimentos se dispararon, e hicieron que hasta los más básicos -como el arroz y el maíz- fueran demasiado caros para los pobres del mundo. ¿El resultado? Millones de familias están sufriendo hambre extrema o inanición. Como suele suceder en épocas de crisis, las mujeres y los niños son los que más sufren.

Image
Steve Evans

¿Por qué el precio de los alimentos importa tanto?

Mientras mucha gente en países como los Estados Unidos pueden no notarlas, las subas en el precio de los alimentos pueden hacer que hogares en países en desarrollo se hundan más aun en la pobreza. Esto se debe a que ellos gastan en promedio el 70 por ciento de sus ingresos en comida, comparado con el 15 a 18 por ciento que gastan los hogares en países industrializados. En los últimos nueve meses, los precios de alimentos mundiales subieron un impresionante 55 por ciento. El costo del maíz solo subió 87 por ciento en marzo. Esto es más que simple estadística. El aumento tiene consecuencias dramáticas para los miles de millones de personas que en el mundo viven con menos de un dólar por día: para muchas familias centroamericanas, por ejemplo, el escaso desayuno de una tortilla de maíz ya no es una opción.

Incluso antes de que golpeara la crisis alimentaria, la mayoría de los hambrientos del mundo -siete de cada diez- eran mujeres y niñas. Ahora corren riesgo de estar permanentemente desnutridas, lo que crea problemas de salud irreversibles para la próxima generación.

¿Por qué las mujeres se ven más afectadas?Las mujeres son la mayoría de los pobres que trabajan, agricultores y trabajadores del sector informal. Esto significa que no tienen los beneficios y las protecciones formales que suelen dar los gobiernos y los empleadores. Este problema se ve agravado por el hecho de que en muchas culturas las mujeres y niñas comen últimas y menos.

En Malaui, las niñas están siendo obligadas a abandonar la escuela para ayudar a alimentar a su familia. También se informó que algunos padres, por la desesperación, están obligando a sus hijas a casarse a cambio de comida. Es en estas situaciones de emergencia que el futuro de mujeres y niñas -que tienen el potencial de sacar a muchos de los que las rodean de la pobreza- está permanentemente amenazado.

Las mujeres pueden terminar con la crisis alimentariaInvertir en las mujeres es clave para resolver la crisis alimentaria. Las mujeres rurales solas producen la mitad de los alimentos del mundo, y entre el 60 y el 80 por ciento de los alimentos en la mayoría de los países pobres. ¡A pesar de esto, reciben menos del 10 por ciento del crédito provisto a los agricultores! En algunos lugares, si las mujeres tuvieran el mismo acceso que los hombres a tierras, semillas y fertilizantes, la productividad agrícola aumentaría hasta un 20 por ciento. Aun más, décadas de investigación y experiencia mostraron que, cuando las mujeres tienen un ingreso extra, lo reinvierten en la salud y la educación de sus hijos, lo cual crea un ciclo positivo de crecimiento para toda la familia. Oportunidad económica para las mujeres significa que sus hijos tienen más probabilidades de comer, de comer cosas que los nutran y de comer regularmente.

Lo que podemos hacer:La ley de oportunidades y recursos globales para que las mujeres prosperen (GROWTH, por sus siglas en inglés) lucha contra la pobreza invirtiendo en quienes están más afectadas y tienen más probabilidades de ponerle un fin: las mujeres y niñas. Ahora más que nunca, es crucial dar a las mujeres en países en desarrollo las herramientas que necesitan para sacar a su familia de la pobreza. Aprobar la ley GROWTH es un paso concreto que Estados Unidos puede dar para hacerlo.


Translations by 101translations.com


Recomendado

0 personas recomiendan esto

Recomendado

Etiquetas:

food crisis , food , food security , basic rights , gender equity , community voice




Comentarios (0)




Iniciar sesión



RSS