Estilo de vida saludable: solo 27% de las mujeres lo sigue

Según un estudio realizado por el Instituto DKV para la Vida Saludable, en 2014 tan solo el 23% de las mujeres españolas mantenía un estilo de vida saludable. En 2016 el porcentaje ha aumentado, sin embargo sigue sin alcanzar el 30%.

El estudio de vida saludable y bienestar en las mujeres determina también que tan solo un 3% de las mujeres alcanza unos niveles considerados como excelentes en sus hábitos de vida saludables. La investigación, realizada junto con la Universidad Rey Juan Carlos pretende estudiar y enseñar la realidad del cuidado de la salud en las mujeres.

Esta encuesta se hizo a 3.000 mujeres de entre 18 y 65 años y se valoraron factores como la alimentación,el deporte, descansar, el consumo de alcohol y tabaco, y las horas extras del trabajo, así como el tiempo que se pasa frente a una pantalla. También se midió la percepción de las mujeres en cuanto a realización personal y profesional o el tiempo que dedican a sí mismas. El 77% de las mujeres afirmaron sentirse más realizadas en el ámbito personal que en el laboral.

A pesar de haber aumentado el porcentaje de mujeres que llevan un estilo de vida saludable frente a 2014, el índice de sobrepeso en mujeres ha aumentado considerablemente. En 2014 un 30,4% de las mujeres sufría sobrepeso u obesidad, en 2016 el porcentaje se eleva al 35,7%. Con la edad aumenta el número de mujeres con un peso por encima del normal, y además casi la mitad de las encuestadas reveló que trabaja principalmente sentada.

Sin embargo, dos de cada tres mujeres en España afirman que su bienestar es bueno o muy bueno y se mantienen de esta manera con respecto a años anteriores. Curiosamente, el 69% de las españolas que trabajan fuera de casa perciben su bienestar como bueno o muy bueno, frente a un 56% para aquellas que trabajan en casa.

Por otro lado es preocupante que más de la mitad de las mujeres (52%) no se encuentran bien emocionalmente. Este porcentaje ha descendido desde el 2014 cuando se situaba en un 59%, sin embargo este malestar emocional es la principal razón por la que los niveles de bienestar son bajos.

estilo de vida saludable

Un 52% de las mujeres no se encuentra bien emocionalmente, factor básico para un estilo de vida saludable.

¿Por qué las mujeres no siguen un estilo de vida sano?

El principal problema a la hora de cuidarse es la falta de motivación por parte de las mujeres, casi dos de cada tres no lo hacen por este motivo. Tres de cada diez mujeres no se cuidan por falta de tiempo. Los motivos son fundamentalmente por dejadez y falta de constancia, aunque también influyen los motivos económicos.

Alcohol y tabaco:

Además, el porcentaje de mujeres que fuma aumenta aunque sigue siendo bajo con un 20,6% que consumen a diario, frente al 17,3% de 2014. En cuanto al consumo de alcohol, el 65% de las mujeres lo hace ocasionalmente y suele ser superior cuando la mujer es más joven. Es relevante también el tiempo que se invierte frente a las pantallas. Casi un 40% de las mujeres dedica un tiempo extra fuera del trabajo de tres horas a la pantalla.

Revisiones médicas:

A pesar de que el número de mujeres que es consciente de que debe realizarse una revisión médica al año aumenta, así como el número de mujeres que lo llevan a cabo, en ninguno de los casos se supera el 50%. Lo mismo sucede con las revisiones ginecológicas.

Alimentación:

Afortunadamente, las mujeres aprueban a la hora de consumir la cantidad recomendada de legumbres. La media de consumo de pescados, huevos y carne llega casi al 50% de las mujeres. Sin embargo, hay un consumo bajo de pan, pasta, arroz y cereales, así como de verduras y tan solo un 2,3% toma las 5 frutas al día recomendadas. Además muchas de ellas confiesan que picotean entre horas.

Actividad física:

Tampoco llega al 30% el porcentaje de mujeres practica deporte a pesar de aumentar frente a otros años. Aquellas que practican deporte y son jóvenes lo hacen para adelgazar, las que tienen más de 55 años lo hacen por temas de salud. El 72% de las mujeres comienza una actividad física que no continúa.

Sueño:

El número de mujeres que duerme de cinco a siete horas y las que duermen de siete a nueve horas es parecido, un 47,8% y un 47,5% respectivamente. Y los fines de semana aumenta el número de mujeres que duermen más horas (62,3%). Lo principales motivos que quitan el sueño son los nervios y el despertarse sin motivo por la noche.

Tiempo para sí mismas:

Una de cada diez mujeres afirma que no tiene tiempo para ella misma, además si están casada o en pareja con hijos el porcentaje se eleva a un 14%. El 16% de las mujeres que tienen entre 35 y 45 años no se dedican tiempo, así como el 19% de las que percibe su situación económica como mala y el 22% de las que trabajan más de 8 horas fuera de casa. Y a pesar de que seis de cada diez mujeres tiene sus tareas planificadas más de la mitad no consigue realizarlas al final del día.

estilo de vida saludable

El deporte es esencial para un estilo de vida saludable, pero menos del 30% de las mujeres lo practica.

Recomendaciones para un estilo de vida saludable:

Para llevar un estilo de vida saludable es recomendable seguir estos consejos:

  • Una dieta equilibrada: Para llevar una alimentación saludable se debe consumir todos los alimentos de la pirámide nutricional. Sin embargo, hay que incluirlos en proporciones adecuadas y cantidades suficientes. El objetivo es consumir las necesidades nutricionales en función del consumo energético diario. Las grasas deben ocupar un 30% del valor energético, los hidratos de carbono un 50-55% de los nutrientes, las proteínas un 10% y unos 20-25 gramos de fibra vegetal.
  • Eliminar malos hábitos: El tabaco y el alcohol, así como las drogas, tienen un impacto negativo sobre la salud. Se recomienda tan solo una copa de vino o una cerveza semanal.
  • Practicar deporte: Se recomiendan 30 minutos diarios de ejercicio físico para fortalecer músculos y huesos, así como para quemar calorías sobrantes y ayudar a controlar la tensión arterial, los niveles de glucosa y el colesterol. La actividad física ayuda también a dormir mejor y eliminar el estrés, se adquiere un estado de relajación y evita los cambios de humor. También ayuda a mejorar la autoestima y puede suponer una actividad social al practicar deporte con más gente.
  • Una higiene adecuada: Esto evita muchos problemas de salud como infecciones o problemas dermatológicos y dentales. Se debe aplicar una buena higiene tanto al cuerpo como al hogar.
  • Un equilibrio mental: El bienestar emocional y psicológico es esencial para las capacidades cognitivas, afrontar retos profesionales y personales, para las relaciones sociales. Cuando no existe un estado mental saludable se pueden dar episodios de ansiedad, estrés, irascibilidad, o cansancio.
  • Tener actividad social: Para una buena salud es necesario mantener relaciones sociales ya que el aislamiento puede provocar un deterioro en las capacidades tanto físicas como mentales, incluso llegar a la demencia.

Comparte este post