Curación durante el periodo de postparto

¡Enhorabuena, es mamá!

Es  probable que tuviera una larga lista de proyectos que planeó hacer durante la baja de maternidad. Sin embargo, ahora se da cuenta de que ha olvidado una cosa: no se trata de unas vacaciones. En cambio, es un tiempo para sanar, para llegar a conocer a su nuevo bebé y aprender a ser madre. Así que olvídese de todo, excepto de estas tres cosas.

La parte de cicatrización es muy importante. Su cuerpo ha sufrido un cambio masivo en los últimos nueve meses; no espere volver a la normalidad durante un tiempo. Aunque nuestra sociedad considera que las mujeres están “curadas” a las seis semanas –que es cuando muchas mujeres reciben la luz verde para volver a tener relaciones sexuales y volver al trabajo- en realidad hacen falta aproximadamente nueve meses para volver a la normalidad. Por eso le recomendamos tranquilidad y le damos algunos consejos.

Consejos para la Curación después del parto

Dormir cuando duerme el bebé. Es probable que nunca esté tan cansada como durante los primeros meses de maternidad. Olvídese de “hacer cosas” mientras el bebé duerme. Tan pronto como cuando empiece a roncar, es necesario que se usted tumbe también. Poco a poco, a medida que recupera su fuerza, será capaz de mantenerse despierta durante más tiempo.

Hacer las tareas con el bebé. A los bebés les encanta verla. No piensan que planchar la ropa, cocinar o ir de compras es aburrido, sobre todo si habla con ellos mientras realiza estas tareas.

Salir de casa todos los días. Incluso si es sólo para dar una vuelta a la manzana. El sol y el aire fresco le beneficiarán mucho.

Aceptar que la comida take-away o congelada puede ser una solución temporal. Ahora no es el momento para convertirse en un cocinero gourmet. Si su pareja no puede hacerse cargo de la cocina durante la semana, puede optar por hacer grandes cantidades de alimentos como salsa para pasta, guisos de pollo, lasaña, etc., y congelar durante la semana.

Bajar el listón. Su casa no tiene que estar impecable. Si se lo puede permitir, contrate un servicio de limpieza o pida ayuda a amigos y familia. Si no es así, sólo céntrese en ordenar algo, puede hacer su cama por la mañana y al menos una habitación se verá limpia.

Tenga cuidado con su área perineal. Si se rompió durante el parto o tuvo una episiotomía, sentarse en un cubo con un poco de agua varias veces al día no sólo mantiene el área limpia, sino que también puede aliviar el dolor. Puede reducir la hinchazón con bolsas de hielo.

Coma bien. Si puede siga la misma dieta saludable que siguió durante el embarazo y la abstención de alcohol si está amamantando.

Atenta a los síntomas. Si de repente comienza a sangrar mucho de nuevo, si está desarrollando una infección de pecho, o siente dolor en la región pélvica, llame a su médico.

Es probable que nunca estará tan cansada cómo durante los primeros meses de la maternidad.

Es probable que nunca esté tan cansada como durante los primeros meses de maternidad.

Depresión

Los “baby blues” no son un mito. Después de que el vértigo del nacimiento desaparece, y la realidad completa de la maternidad con pocas horas de sueño aparece (ayudada por la caída de los niveles de hormonas), es posible que se sienta sensible, llorosa y deprimida. Esto es completamente normal y generalmente desaparece al cabo de unos 10 días. Si esos sentimientos persisten, sin embargo, o llegan a ser más intensos, es posible que tenga una enfermedad llamada depresión posparto. Otros síntomas incluyen:

  • Sentirse inquieta, irritable o ansiosa.
  • Pérdida de interés o placer en la vida.
  • Pérdida de apetito.
  • Menos energía y motivación (no relacionado con la falta de sueño).
  • Problemas para conciliar el sueño o para permanecer dormida, o despertarse demasiado temprano por la mañana.
  • Sentirse inútil y sin esperanza o culpable.
  • Sentir que la vida no vale la pena ser vivida.
  • Mostrar poco interés en el bebé.
  • Pérdida o subida de peso inexplicable.

Si usted tiene varios de estos síntomas durante más de una o dos semanas, llame a su profesional de la salud para pedir una cita. El apoyo, la terapia y, si es necesario, la medicación le pueden ayudar a sentirse mejor. La depresión posparto no es una fase normal. Por favor, obtenga ayuda si la necesita.

¡De parte de Mujer Sana Hoy le deseamos lo mejor a usted y a su familia, a la que acaba de sumarse un miembro más!

Comparte este post