Qué puedes hacer antes del sexo para aumentar la conexión con tu pareja

Un abrazo después del sexo puede hacer maravillas en tu relación (las investigaciones lo demuestran), pero también hay cosas que puedes hacer justo antes del sexo que os acercarán a ti y a tu pareja aún más. Compartimos siete hábitos pre-sexo aprobados por terapeutas sexuales que no sólo mejorarán el sexo, sino también tu relación.

Mirar profundamente a los ojos de tu pareja

pareja mirandose en los ojos

La próxima vez que las cosas se calienten entre tú y tu pareja, tómate un momento y haz una pausa para mirar profundamente a sus ojos. Sí, ¡puede tener un enorme impacto en tu relación!
Simplemente tomaos un minuto antes de empezar y miraos el uno al otro (llevar ropa es opcional). Coloca tu mano derecha sobre el corazón de tu pareja mientras pone también su mano sobre tu corazón. Mírale a los ojos y explica a tu pareja que deseas sincronizar vuestra respiración durante 10 inhalaciones y espiraciones profundas. Puede sonar cursi, pero funciona. Esto hará que tengáis una experiencia sexual mucho más poderosa y positiva, y os permitirá alimentar la relación.

Piensa en los momentos bonitos

pareja-pensando-en-algo-bonito

Si las miradas no son lo tuyo, intenta cerrar los ojos, respirar profundamente, y pensar en un momento feliz. “Cuando todo estaba bien entre vosotros – cuando sentiste el amor incondicional, la paz total, la alegría”. Ya que tu cerebro no puede distinguir entre la realidad y una imaginación vivida, sentirás la misma emoción y la alegría en el corazón como cuando experimentaste el momento la primera vez. Tu principal órgano sexual está entre tus oídos,  por lo que estos sentimientos positivos se trasladarán a cómo te sientes con tu pareja durante el sexo y os dejará más satisfechos sobre vuestra relación después.

Meditar

meditar-en-solitario

Una sesión rápida de meditación en solitario es más sencillo que estas técnicas conjuntas. Tómate 30 segundos sólo para tranquilizar tu mente, salir de tu día a día, y colocarte en el momento presente. Las mujeres somos “multitarea” por naturaleza, constantemente corriendo con nuestras listas de “cosas por hacer” en mente, pero meditar puede llevarte a un estado de espíritu más comprensivo y generoso. También puede mejorar la profundidad de conexión con tu pareja durante las relaciones sexuales; esto mejorará la acción y creará una conexión más profunda en tu relación.

Apreciar fotografías que tenéis de vosotros

mirando-fotografias

Probablemente (espero) ya tenéis fotos de vosotros en la habitación. Justo antes del sexo, tomaos un momento para mirar alrededor de la habitación y apreciar estos recordatorios de los mejores momentos de vuestra relación. Poner el foco en tu relación de esta manera hará que el sexo sea un acto de celebración. También puede ayudar a que los sentimientos positivos sobre la relación ganen territorio a los negativos.

Compartir tus fantasías y deseos sexuales

comparte-tus-fantasias-y-deseos-sexuales

Una relación más fuerte también se puede lograr gracias a algo tan simple como expandir la forma en que eres capaz de comunicarte sobre el sexo. Demasiado a menudo, nos apresuramos sin invertir tiempo en la comunicación. Pero comenzar compartiendo tus fantasías privadas -aún si hacerlo te hace sonrojar- puede abrir una nueva dimensión en tu relación.
Abrirse aumentará la intimidad y, asumiendo que tu pareja es parte de tu fantasía, escuchar una imagen idealizada de ambos aumentará vuestra autoestima. La autoestima está directamente ligada a la sensualidad, por lo que vuestros sentimientos sobre el otro, y sobre todo el rendimiento en el dormitorio, se fortalecerán.

Ampliar el tiempo de mimos (foreplay)

mimos-foreplay-antes del sexo

No tengas miedo de retrasar las cosas y pasar más tiempo haciendo masajes el uno al otro, mimos, y explorando el cuerpo de tu pareja. El deseo irá creciendo muy rápidamente, por lo que llevarlo a cabo durante 20 minutos o incluso media hora va a provocar toneladas de tensión sexual. Después de estar mucho tiempo juntos, el sexo puede convertirse en un proceso automatizado, pero si eres capaz de poner un esfuerzo extra y darle la atención requerida, el sexo será una experiencia más centrada en la conexión. Es la diferencia entre el sexo y hacer el amor, y se ha demostrado que las parejas con mejor vida sexual y más saludable tienen relaciones más duraderas y sanas.

Abrazaros antes del sexo

abrazo-antes-del-sexo

¡No es sólo para después del sexo! Cuanto más tiempo pases abrazando antes de que las cosas se calienten, más se beneficiará tu relación a largo plazo. Esto se debe a que los abrazos (o cuddling) liberan oxitocina, y eso aumenta los sentimientos de intimidad con tu pareja. Hacer la cucharita o simplemente sentarse cómodamente uno al lado del otro antes del sexo, sin concentrarse demasiado en ninguna zona erógena, aportará una experiencia sexual más poderosa.

Comparte este post