Tensión arterial alta: Causas y síntomas

Las mujeres también pueden sufrir de tensión arterial alta o hipertensión que puede llevar a complicaciones de salud, por eso es importante detectarla a tiempo. Además, a pesar de ser una enfermedad que puede aparecer en cualquier momento, en el caso de las mujeres se incrementa el riesgo durante la menopausia.

La tensión arterial alta ha aumentado entre las mujeres en los últimos años por causas como el tabaquismo, la mala alimentación o el estrés laboral. Influyen en los factores de riesgo características como los antecedentes familiares, padecer algún desorden metabólico y ser mayor de 35 años. Además, es importante tener en cuenta que la píldora anticonceptiva guarda una relación con el aumento de la presión sanguínea.

La tensión arterial normal para las mujeres es de 120/80 y es necesaria para el correcto funcionamiento del cuerpo. El oxígeno en la sangre recarga el cuerpo y si la presión arterial es alta las arterias se expanden, si es baja se contraen.

¿Qué es la tensión arterial?

También llamada presión sanguínea, la tensión arterial es necesaria para que la sangre circule por los vasos y pueda llevar oxígeno a todos los tejidos del organismo y los nutrientes que se necesitan para mantener la actividad. Se trata de la fuerza ejercida por la sangre en las paredes de las arterias, y cuando el corazón la bombea hacia las arterias es más alta y se denomina presión sistólica. Entre un latido y otro del corazón la presión es más baja y se denomina diastólica.

El sistólico y el diastólico son los valores con los que se mide la tensión arterial que determina el estado general de la salud. La tensión baja puede provocar mareos, confusión, vértigo, debilidad, desmayos o somnolencia, y se denomina hipotensión. En el caso de la hipertensión se pueden sufrir enfermedades graves como infartos, ictus o insuficiencia renal.

Tensión arterial valores:

  • Tensión arterial normal: Oscilan entre 90/60 y 130/90 mm de mercurio. Para las mujeres la normal se encuentra entre 120/80.
  • Tensión arterial baja: Se da cuando ocurre una caída de 20 mm sobre los valores habituales.
  • Tensión arterial alta: Al superarse los 140/90 mm se da hipertensión.
  • Prehipertensión: Cuando el valor está entre 130/80 y 140/90 mm es el momento de empezar a vigilar y adoptar medidas como dejar de fumar y llevar un estilo de vida más saludable.
tensión arterial valores

Es importante vigilar los valores de la tensión arterial para evitar la hipertensión o hipotensión.

Factores que afectan la tensión arterial de la mujer:

  • Edad: Con la edad la presión arterial va en aumento y después de los 50 una de cada dos mujeres tiene la tensión arterial alta. Sin embargo, no es un factor determinante ya que son muchos los que influyen.
  • Estilo de vida: La falta de ejercicio influye en la aparición de hipertensión, así como una dieta poco saludable y el estrés. Consumir cafeína, nicotina o pastillas anticonceptivas también aumenta el riesgo de tensión arterial alta.
  • Embarazo: El embarazo hace que la presión arterial cambie, por ejemplo la progesterona dilata los vasos sanguíneos y esto hace que se caiga la presión. Además el corazón trabaja más para bombear la sangre que aporta nutrientes y oxígeno a la placenta, esto puede aumentar la presión arterial.
  • Peso: El aumento de la presión arterial está relacionado con el aumento de peso. Las grasas se depositan en los revestimientos interiores de las arterias y esto hace que se disminuya el ancho de la arteria y aumente la presión sanguínea.
  • Menopausia: Después de la menopausia aumenta la presión arterial por la caída de los niveles de estrógenos que son los que la mantienen. Además el desequilibrio hormonal puede hacer que se gane peso.
  • Herencia familiar: La persona que tenga padres con tensión arterial alta tienen más probabilidades de sufrirla. Por esta razón es importante y necesario un control regular.
tensión arterial embarazo

La tensión arterial puede verse afectada durante el embarazo.

Causas biológicas del aumento de la tensión arterial:

  • Desequilibrio entre los líquidos y la sal en los riñones: La sal en el cuerpo está regulada por los riñones a través de la excreción de potasio y la retención de sodio y agua. Un desequilibrio puede aumentar el volumen de sangre y esto causa presión arterial alta.
  • Alteración en el sistema renina angiotensina aldosterona: Este sistema produce las hormonas aldosterona y angiotensina. La primera controla el equilibrio de los niveles de líquidos y sal en los riñones, la segunda puede estrechar o contraer los vasos sanguíneos.
  • Desequilibrio del sistema nervioso simpático: Este sistema tiene un papel importante en la regulación de la presión arterial, como la frecuencia respiratoria y la cardíaca.
  • Cambios en la estructura y función de los vasos sanguíneos: El sistema inmunitario, así como la vía de la angiotensina, pueden llegar a endurecer las arterias, tanto las pequeñas como las grandes, y esto afecta la presión arterial.

Síntomas de la tensión arterial alta:

La hipertensión no suele mostrar síntomas claros hasta que no causa complicaciones en otros aspectos de nuestra salud. Sin embargo se puede identificar a través de algunos como:

  • Dolores de cabeza.
  • Taquicardias.
  • Cansancio.
  • Visión borrosa e inflamación ocular.
  • Ansiedad.
  • Zumbidos en el oído.
  • Insomnio.
  • Falta de concentración.
  • Ahogo al hacer un esfuerzo físico.
  • Mareos.
  • Debilidad.
  • Cuando es una hipertensión grave se puede dar sangre en la orina.

Complicaciones y consecuencias:

  • Aneurisma: Cuando aparecen protuberancias anormales en la pared de las arterias. Estos no muestran síntomas hasta que crecen lo suficiente y presionan estructuras cercanas, se rompen, o bloquean el flujo de la sangre.
  • Enfermedad renal crónica: Se da cuando los vasos sanguíneos de los riñones se estrechan.
  • Afecciones cognitivas: Pueden darse pérdidas de memoria, falta de concentración y dificultad para encontrar las palabras.
  • Lesiones oculares: Cuando los vasos de los ojos se revientan o sangran y se da ceguera o cambios en la visión.
  • Ataque al corazón: Sucede cuando el corazón deja de recibir oxígeno al bloquearse el flujo de sangre.
  • Insuficiencia cardíaca: Se da cuando el corazón no bombea suficiente sangre. Esto provoca falta de aliento, cansancio, hinchazón de los pies, tobillos y piernas, las venas del cuello y el abdomen.
  • Enfermedad arterial periférica: Pasa al acumularse placa en las arterias de las piernas y afecta el flujo de la sangre de esta zona.
  • Accidente cerebrovascular: Al bloquearse el flujo de sangre que tiene oxígeno y no llega al cererbro se da el accidente cerebrovascular. Conlleva una debilidad repentina, un adormeciemiento o parálisis de la cara y extremidades, dificultad para hablar, entender y ver.

¿Cómo tratar la tensión arterial alta?

Siempre es necesario acudir a un médico para que diagnostique y dé pautas. Te ofrecemos algunos consejos para evitar la hipertensión:

  • Camina, haz ejercicio y evita ser sedentaria.
  • No fumes, si lo haces déjalo.
  • Reduce la sal en tu dieta y elige mejor la sal marina.
  • Bebe mucha agua, al menos dos litros al día.
  • Come verduras y fruta de todo tipo.
  • Para aderezar las ensaladas puedes usar aceite de oliva, ajo y limón.
  • No tomes tanto té y café, modera la cafeína.
  • Vigila tu peso y no te sometas a estrés.

Comparte este post