YOUR VOICES

Violencia contra la mujer

Articulo donde expreso la preocupacion de la violencia a las mujeres y llamo a la reflexion para que se haga de verdad algo y que no sea solo un llamado cada que hay una conmemoracion.
Ríe en el aire claro como doncella vestida de fiesta.
Más rara vez la pude ver. Ay, quién pudiera
reconocer su paso, tenderle los brazos
y encerrarla en el alma para siempre
- Alaide Foppa

Quise iniciar este articulo con una frase de Alaide Foppa, guatemalteca que lucho por los derechos de las mujeres y que por ese hecho fue secuestrada y asesinada en 1980 por el gobierno del Dictador Romeo Lucas García, para hacer una reflexión a esta grave afrenta de la violencia contra la mujer, que sigue ofendiendo a todos y que es una vergüenza para un mundo que se precia de ser civilizado y globalizado, veamos una apretada radiografía:

1 de cada 4 mujeres en el mundo ha sido violada o agredida sexualmente, entre 20 mil y 50 mil mujeres y niñas fueron violadas en Bosnia-Herzegovina durante la guerra de los Balcanes (UNICEF 1996). Más de 15 mil mujeres y niñas fueron violadas en un año en Ruanda (UNICEF 2000). Encuestas de varios países indican que de 10 a 15% de las mujeres informan que sus parejas las obligan a tener relaciones sexuales (OMS 1998).1 de cada 6 mujeres es víctima de violación en los países industrializados (Comité para la Conferencia Mundial sobre la Mujer de 1995 en Beijing, China).

En 2001 cuando inicio la invasión de Estados Unidos en Afganistán, por arte de magia se presento al mundo la brutalidad de los Talibanes con las afganas las cuales fueron privadas de sus derechos y obligadas a utilizar el burka, siendo que estas acciones se sabían pero la comunidad internacional guardo silencio y después de los atentados lo quisieron hacer pasar como algo nuevo.

Si volteamos los ojos a nuestro País, la mujer no tiene el burka que la cubre, pero si la intolerancia, el maltrato de parte del esposo, el acoso, la discriminación, el no permitirle crecer porque es mujer o el asesinato vil y despiadado en Ciudad Juárez donde autoridades van y vienen y no han querido resolverlo.

Un ejemplo de esa intolerancia lo tengo de primera mano, con el relato de una amiga a quien llamare Paulina que me señalaba “En la Universidad tuve un profesor que a todas las mujeres del grupo en una materia nos puso 6 de calificación, según el porque Dios no nos dio capacidad para más.

Por ser una vaca sagrada de la escuela, nuestras protestas no procedieron. Así también, en un trabajo que tuve, tenía un grado de responsabilidad muy por arriba de mis compañeros de trabajo, pero mi sueldo era el mas bajo. Al pedir remedio al asunto, la respuesta de mi jefe fue Eres mujer, trabajas por hobbie, tienes quien te mantenga, en cambio ellos son jefes de familia, no tengo que decir que la discusión que provocó eso, me costó el trabajo. ¿A cuantas no nos han negado un trabajo, por estar embarazadas? Yo también lo padecí.” Nos dice Paulina.

¿Les suena familiar este hecho? Decir que la mujer que trabaja por hobbie ya que el esposo las mantiene, es insultar su inteligencia y su capacidad para desarrollarse, es mas un sentimiento de inferioridad de algunos hombres al descubrir que la mujer es muy capaz y que no necesita darle vueltas a un asunto para resolverlo.

O como dice Paulina “que por el hecho de estar embarazada a la mujer se le niega trabajar o si están trabajando se les despide por no rendir lo mismo”.

Los ejemplos de esta violencia generalizada a la mujer sobran pero quisiera retomar el del abuso sexual, donde nuestras leyes son muy blandas por no decir mediocres, ya que se antepone primero el argumento de que por la forma de vestir la mujer provoca al agresor.

Todavía esta muy fresco en mi memoria un hecho que ocurrió en el Distrito Federal en 1996, al cual los medios de comunicación le dieron amplia difusión: una mujer llamada Claudia salio de una fiesta a las 3:00 de la mañana, abordo un taxi, bajo de el y al subir un puente peatonal fue abordada por un sujeto el cual intento violarla. Ella como pudo saco de su bolso un arma y le disparo al agresor matándolo en el acto.

Al denunciar el hecho se le revirtió ya que el Juez (hombre), alegaba que fue culpa de ella, ya que una mujer decente no debería estar a esas horas fuera de casa y menos en minifalda. Gracias a la presión social salio libre.

Esto es cotidiano haciendo que la mujer sufra doble agresión, ya que no conforme con el hecho mismo, todavía tiene que soportar la agresión de quien se supone debe de otorgar justicia, al prejuzgar que por determinada ropa ella es la causante de su desgracia.

Esto en México, pero los países llamados de “Primer Mundo” no se quedan atrás, Amnistía Internacional registro que en Italia, en 1999 el Tribunal Supremo anulo una sentencia por violación, porque según el Juez (hombre por supuesto), no habría sido posible quitarle los pantalones vaqueros sin la “colaboración activa” de la mujer atacada.

Esto es un retroceso, de ahí que en lugar de designar en el calendario un Día Internacional de la Mujer lleno de discursos y palabras huecas, se lleven acabo verdaderas reformas a las leyes y no un Frankestein como la reforma que hicieron en la Cámara de Senadores, para que todo intento de maltrato a la mujer sea un delito grave y que no pase a formar parte de la estadística.

Una parte importante compete a la sociedad para exigir Justicia, para decir ya no más violencia contra la mujer. La puerta esta abierta, solo es cuestión de que se entre.

(0) | Add your Comment

Tags:

No tags found.




Comments


Log In





RSS Story Feed